Blogia
noemagico

DE LA GRAMATOLOGÍA

DE LA GRAMATOLOGÍA

Jacques Derrida (1939-2004), uno de los filósofos más importantes de la actualidad, se hizo famoso de golpe cuando en un mismo año (1967) publicó tres libros en tres editoriales de prestigio: La escritura y la diferencia, Gramatología, y La voz y el fenómeno. Introducción al problema del signo en la fenomenología de Husserl. Esos libros, frente a al estructuralismo dominante de su época, luchaban por la continuación de tradiciones fenomenológicas del pensamiento. Partiendo de la crítica de la metafísica en el contexto de la relación entre lenguaje y escritura, así como entre filosofía y literatura, lo condujo a la apertura de múltiples campos: psicoanálisis, pintura, arquitectura, traducción, enseñanza de la filosofía, reforma de las escuelas y de los estudios. Desde mediados de los años ochenta, se produjo una creciente ocupación con las cuestiones fundamentales y las aporías de lo ético y lo político, del derecho y de lo social, así como del futuro de Europa.

Gramatología (De la grammatologie), aunque tiene su origen en artículos sueltos, ofrece la elaboración unitaria de un concepto radicalizado en la escritura, con el que el autor se dirige hacia una «metafísica de la presencia», que se caracteriza por el hecho de conceder la primacía a una voz que permanece interiormente en sí misma en la audición inmediata del propio hablar («logocentrismo»). El fin no es la mera inversión de la subordinación vigente desde Platón de una escritura menospreciada bajo el lenguaje, sino la reducción de ambos a una raíz común que, sin embargo, por sus rasgos está más cerca de la escritura. Lo mismo la escritura que el lenguaje han de pensarse desde la huella instituida (trace institué) como condición de su posible repetición. Sin esa «escritura originaria» (archi-écriture), no puede pensarse ninguna memoria, ni la natural ni la artificial; por lo demás esta distinción está codificada ideológicamente mediante atribuciones de valores como «vivo» y «muerto».

Utilizando recursos fenomenológicos de Husserl, Heidegger y Fink, así como préstamos de Levinas (huella) y Freud (posterioridad), el pensamiento es arrancado en Derrida de la impresión y de la temporalidad y, más allá del horizonte fenomenológico, es llevado a la dimensión de una huella nunca presente y de la différance. Por lo que se refiere al proyecto de Saussure de una semiología general, el autor pone de manifiesto que éste, contra su propia pretensión de entender el lenguaje como un sistema de signos entre otros, en verdad privilegia el lenguaje frente a la escritura; a su actual reinterpretación estructuralista Derrida le mina el terreno de antemano erosionando la distinción conceptual entre significante y significado. Tampoco el proyecto de una «gramatología como ciencia positiva» puede sostenerse ante las implicaciones de un pensamiento de la huella y de la différance despojado de la dimensión de la presencia. Apoyándose en esto continúa la disputa con Lévi-Strauss, en esta ocasión con el etnólogo bajo la función del observador principiante e intérprete.

La última parte de la obra está destinada a Rousseau, cuya patología de una aspiración siempre defraudada a la plenitud describe Derrida, siguiendo una «lógica del supplement», en los siguientes términos: cualquier todo se muestra siempre como un todo meramente supuesto, por cuanto se añade necesariamente un suplemento, una complementación, lo cual se perpetúa hasta que se hace imposible cualquier todo.

Derrida, Jacques. De la gramatología. Ed. S. XXI, 1971, México.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

mikaela -

muy bueno el articulo, es un tema por de màs interesante. tengo una duda, en clase hablamos sobre otredad, alteridad y diferencia, no tengo mucho conocimiento sobre las obras de derrida,mi duda es si el habla directamente en estos terminos o si se desprenden de su pensamiento.
agradeceria si alguien me pudiera contestar.
saludos
mikaela

Carmen Quintero Russo -

Excelente artículo, este es un tema apasionante que nos lleva a reflexionar sobre la complejidad que existe entre pensamiento, lenguaje y escritura.

Monsieur Bee -

Muy interesante el artículo, es de mis más amplias complacencias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres